¿Qué es peor?, ¿La ignorancia o la indiferencia?

Ni lo sé ni me importa

miércoles, 16 de julio de 2014

La absurda distinción de personas y territorios

Unas veces por puñetera envidia y otras por sentido de la justicia (sin que sea posible diferenciar claramente a los que siguen una razón o la otra) el caso es que casi nadie se opone a la idea de que pague más impuestos quién más tiene, y no sólo de manera proporcional, sino de modo progresivo. La idea tuvo tanto éxito que hasta arraigó en la constitución.

Si ganas 10, pagas el 10% que es uno. Si ganas 100, no sólo pagas el 10% que sería diez (diez veces más) sino que pagas el 30%, que es treinta, o sea treinta veces más. Hay quien sigue discutiendo este sistema, por considerarlo abusivo, peor en general se ha establecido en todos los paises desarrollados y la discusión política gira a menudo en torno al alcance de esta progresividad y hasta se han postulado un montón de razonamientos para justificar el procedimiento.

Vale. Genial. 

¿Pero qué pasa cuando ya no hablamos de personas, sino de territorios? Que todos los aprtidarios de este sistema cambian de pronto de opinión. Cuando hablamos de territorios, los territorios más ricos nbo quieren poner un duro para el desarrollo de los menos favorecidos. Cuando se habla de solidaridad interterritorial se llega a hablar de expolio, de atraco, de que España nos roba, de que los andaluces nos roban, de que si fuésemos independientes no tendríamos que pagar esto o aquello, que es más de lo que recibimos.

Pero bueno, carajo, ¿dónde están ahora todos los razonamientos por los que tiene que pagar más el que más gana?  ¿Qué ha pasado con todas esas ideas y esos argumentos económicos que dicen que el beneficio procede un mayor uso de los recursos comunes, o del mercado, o de la seguridad jurídica?

Si los territorios tienen que quedarse cada cual con lo suyo y lo contrario es expolio y causa de secesión, ¿por qué no las personas? ¿o es que enferman más los ricos? ¿o es que los ricos tienen que llevar más hijos a la escuelas? No. Tiene que pagar más porque ese es nuestro sistema fiscal de repato de cargas, y en eso estamos.

Lo que me parece a mí es que por aquí hay mucho jeta suelto que entiende las cosas cuando quiere. Y si en el IRPF le toca pagar más al vecino lo aplaude, pero si le toca pagar a él, al pueblo en el que vive o a la comunidad a la que pertenece, entonces le jode. 

Y es sólo eso, aunque lo pintemos de malva.

1 comentario:

Ricardo Miguel Hermida dijo...

Acabo de llegar y he encontrado a mi pueblo soy un filisteos más. Da gusto leerte cuenta desde ahora con un lector agradecido.